Conoce a tu futuro profesor

Hoy vivimos en un mundo que es más global que nunca. Lo que sucede en el otro extremo del mundo, nos llega en cuestión de minutos. Las distancias parecen disminuir, la movilidad internacional aumenta. Teniendo en cuenta esta evolución, es una decisión muy rentable aprender idiomas. Por esta razón, cada año, cientos de estudiantes deciden aprender inglés con nosotros en Alicante. Si quieres convertirte en uno de ellos, seguro que vas a pasar mucho tiempo con un profesional: tu profesor. Hicimos una entrevista con tu posible futuro profesor de inglés para que puedas conocerlo mejor.

Perfil:

ste 4

  • Steve
  • Enseña inglĂ©s desde hace unos 10 años
  • Un inglĂ©s que habla con un acento sevillano

 

 

 

  • ¡Hola Steve! Eres uno de nuestros profesores de inglĂ©s. ÂżPuedes presentarte?

Sí, claro. Me llamo Steve, nací en Inglaterra pero llevo viviendo en España muchos años ya. En mi tiempo libre hago cosas típicas, como salir con amigos, hacer deporte, leer e ir a la playa en verano, que es una de las mejores cosas aquí en Alicante.

  • ÂżCuánto tiempo llevas en España?

En principio hice la segunda parte de mi Erasmus en España, en Sevilla. La primera parte la hice en Francia. En Sevilla estuve estudiando 6 meses y tuve que volver a Inglaterra para terminar la carrera en la universidad. Pero volví a Sevilla al año siguiente. Allí en Sevilla hice mi formación de Cambridge para dar clases de inglés. Luego encontré un trabajo en la misma academia donde hice mi formación. Eso fue en 2006, así que llevo viviendo aquí en España 10 años.

  • ÂżExperimentaste un choque cultural cuando viniste a España por primera vez?

Hay miles de cosas (riendo). El horario es muy diferente. En el sur de España, en verano, cuando hace más calor,  la gente cena a partir  de las 10 de la noche. En Inglaterra lo más típico es cenar a las 6.

Cuando empecé a dar clases en la universidad también me chocó un montón el hecho de que las clases empezaran a las 8 o 8:30. En Inglaterra algunas empiezan a las 9, pero la mayoría a las 10. Aquí por eso los días son muy largos.

Algo nuevo era para mí también fue la idea de siesta, que en verdad me gusta mucho. Otra cosa que me chocó es la gente en Sevilla. Tienen un carácter muy fuerte, no son como la gente del norte. Gritan, hablan mucho, si piensan en una cosa te lo dicen muy claramente (riendo). Cuando empecé a ir a la casa de mis suegros a cenar era como viajar en el tiempo. Ellos viven en un pueblo muy pequeño de Sevilla. Comer en su casa fue toda una experiencia. En Inglaterra tienes que decir gracias y por favor en cada momento. Ellos se enfadaron porque yo decía tanto por favor y tanto gracias. Era como “no me des más las gracias, no hace falta, estás en tu casa, no me digas gracias cada dos por tres”.

  • Has estado enseñando 10 años. ÂżQuĂ© ha cambiado en todos esos años en cuanto a la enseñanza de idiomas?

Ahora hay cada vez más tecnología. Hay pizarras interactivas y se usan más las páginas de internet, incluso aplicaciones en los teléfonos de alumnos. El cambio más grande es la tecnología. La metodología realmente es la misma. Las mismas ideas, no hablar en castellano en clase, que el profesor no hable mucho, para que el  “teacher talking time” sea mínimo y los alumnos practiquen más su inglés en clase. Como profesor siempre intentas también desarrollar, a nivel personal, para hacer las clases más dinámicas, más interesantes, más amenas, para que se lo pasen bien los estudiantes y sigan estudiando a la vez. Esto no ha cambiado.

  • ÂżCuál es la mejor parte de ser un profesor de inglĂ©s?

En todos trabajos hay días buenos y días malos. Pero lo que más me gusta de este trabajo es que cuando yo doy una clase y los alumnos  se lo han pasado bien y han aprendido. Me motiva mucho saber que al final de la clase lo que tú acabas de explicar, lo han entendido y lo aplican. Ver que los alumnos al final de la clase pueden aplicar a lo mejor una estructura verbal que no podían hacer al principio de la clase o pueden hablar sobre un tema nuevo, o pueden hacer una prueba para el examen después de hablar sobre la técnica. Esto me hace sentir que hoy he hecho algo positivo. Eso es lo que más me gusta y lo que más me motiva. Que salgo de la puerta y siento que les he enseñado algo nuevo a mis alumnos ese día. Es lo que más me gusta.

  • ÂżQuĂ© retos tienes en tu trabajo?

La primera cosa que me ocurre es paciencia. Necesitas mucha paciencia. También tienes que poder motivar a los alumnos para que estudien y aprendan. Hay que animarles y convencerles de que sigan mejorando y eso requiere mucha energía. También tienes que adaptarte, tienes que ser una persona flexible tanto en términos personales como en flexibilidad de horarios, porque tu horario cambia con frecuencia. Así que siempre tienes que ser flexible, con energía y una sonrisa. Debes crear un buen ambiente en el aula  y a la vez ser serio y enseñarles cosas nuevas. Creo que eso es lo que más me cuesta. Y siempre con sonrisa que a veces es muy difícil. A veces no tienes ganas de reír, pero tienes que hacerlo para motivar a los alumnos.

  • ÂżTienes algunos recuerdos divertidos relacionados con la enseñanza?

Lo más gracioso son los errores que los alumnos hacen cuando quieren decir algo pero les sale otra cosa que cambia el significado radicalmente. O si traducen literalmente de su idioma al inglés.

En español hay una expresión que es “dar una cabezada” y significa dormir una siesta. Una vez un alumno que llegó tarde quería explicar la razón, quería decir que había dado una cabezada y lo tradujo literalmente al inglés diciendo “Sorry Steve, I’m late because I gave head”. Pero en inglés “to give head” no significa dar una cabezada, significa realizar sexo oral. Es una anécdota graciosa.

También hay otra anécdota. Yo no sabía que el 28 de diciembre es el día de los inocentes, que en inglés es como “April fool’s day”, que se celebra el 1 de abril. La gente gasta bromas y esas cosas. Como fue mi primer año en España, yo no sabía que ese día era el día de las bromas. Di clases en la universidad y mis alumnos estaban muy callados, estudiando muy concentrados y tal. Yo dije ¡qué raro!, ¿qué pasa aquí? Después fui a escribir algo pero no encontré la tiza. Después desapareció mi bolso. Me fui a sentarme y hasta me habían escondido la silla. Esa fue la broma que me gastaron, escondérmelo todo para no dar la clase. Pero solo es gracioso porque yo no sabía el significado de esa fecha.

  • ÂżCuál es el error más frecuente que cometen estudiantes de español?

Uff… Traducir literalmente o directamente del español, como en el ejemplo que comenté antes. También mezclar estructuras que no corresponden. Por ejemplo, el uso del presente perfecto en inglés y en español presente continuo. También la tercera persona en –s, que es muy frecuente. En español la palabra “gente” es singular, pero en inglés “the people are”, es plural. Además hay muchos “false friends”: “Actually” en inglés no corresponde a “actualmente”, “realize” no corresponde a “realizar” y cosas así.

  • ÂżCuáles son tus tres mejores consejos para aprender inglĂ©s?

Primera cosa: inmersión lingüística. Es decir inmersión en lo que es inglés. En tu tiempo libre tienes que escuchar la radio en inglés, ver películas y series, escuchar a la música. Ver cosas sin subtítulos, si es posible, para mejorar el listening. Leer en inglés todos los días más que nada para adquirir el vocabulario  de los niveles más altos. A los alumnos que quieren hacer el examen de C1 yo  siempre les digo que si no tienen tiempo para leer todos los días en inglés, no se presenten al examen. No es suficiente ir a clase dos veces a la semana. Tienes que hacerlo, además de los deberes. Entonces:

1) Escuchar y leer mucho, como si estuvieras en Inglaterra, aunque estés en España.

2) Buscarte un intercambio. Quedas un par de veces a la semana y hablas. Esto es muy importante y les hace mucha falta a los estudiantes. Podemos sentarnos en la clase estudiando gramática, pero si no la aplicamos, si no la practicamos, no vale.

3) Intentar abrir la mente: aceptar que el inglés no se corresponde con el español y que no pasa nada. Hacer caso al profesor y aplicar lo que te diga el profesor.

  • Si pudieras cambiar algo de la lengua inglesa, Âżcuál serĂ­a?

Nada, es un idioma perfecto (riendo). Si pudiera cambiar algo sería introducir más reglas fijas en la fonética. Es un idioma bastante complicado para leer. Incluso nosotros mismos, los nativos, si encontramos por casualidad en una novela una palabra muy poco usada que termine en ough a lo mejor ni siquiera nosotros sabemos cómo se pronuncia, porque nunca lo hemos escuchado. Entonces eso si me gustaría que cambiara. Cambiar la fonética un poco para tenerla más claro. Quitando muchas vocales y leyendo tal y como se escribe. Que sería usar el alfabeto fonético. Así se pronuncia como se lee. Pero eso es imposible.

SĂĽmeyra Akarcesme