Fancy a cuppa?

fancy a cuppa image12345

 

Como sobrevivir en el complejo mundo del té inglés

Pídale a cualquier persona un estereotipo de lo británico  y la primera respuesta seguramente incluirá la palabra té, ya que se se ha convertido en ser prácticamente sinónimo de nuestro país. Lo tomamos para el desayuno, el almuerzo, la cena y, en realidad a cualquier hora del día. Este estereotipo ¿es real? ¿Realmente estamos tan locos por el té? Pues, francamente, la respuesta es sin duda SÍ. Desde el momento en que fue popularizado entre la aristocracia británica por la princesa portuguesa Catalina de Braganza en el siglo 17, se ha convertido en una parte esencial de la rutina cotidiana de casi todo británico, proporcionándole un modo de relajarse, quitar el estrés y, por supuesto, una excusa para comer un montón de galletas. Entonces, si estás barajando la idea de pasar tiempo en el Reino Unido, hay algunas cosas de que deberías ser consciente en cuanto al complejo mundo del té.

1)      El lenguaje del té

A menudo escucharás frases como “Do you fancy a cuppa?” y “put the kettle on”. La primera es una manera de decir “¿quieres una taza de té?” y “cuppa” es una abreviación de “cup of tea”, mientras “put the kettle on” quiere decir “pon a hervir el agua”. Estas frases son esenciales para poder hablar sobre el té como un verdadero británico.

2)      Variedades de té

Hay demasiados tipos de té para enumerar. Es realmente una bebida internacional así que se puede encontrar el té proveniente de países como China, India, Sri Lanka y muchos más, todos con sus propias peculiaridades. Sin embargo las dos variedades más populares en el Reino Unido son el English Breakfast(a menudo llamado Builder´s Tea) y Earl Grey.

3)      ¿Cuál tipo de galleta para mojar?

Este debate milenario ha dividido las opiniones de los amantes del té por todas partes: ¿Cuál tipo de galleta es la mejor para mojar? Algunos dicen McVities Digestives, otros mantienen que es el Rich Tea y algunos se atrevan a sugerir el Hobnob. Sea cual sea la galleta que escojas, lo importante es que recuerdes no dejarla mojada  demasiado tiempo  o seguro que te quedarás con un depósito desagradable de migas en el fondo de la taza.

Podría hablar durante horas sobre la relación que nosotros británicos tenemos con nuestra bebida preferida, pero la verdad es que necesitas experimentarla por ti mismo. Todos tienen sus hábitos y preferencias peculiares y la belleza se encuentra en descubrir sus propios gustos y rutinas. Así que pon a hervir el agua, prepárate tu infusión preferida y emprende un viaje sensorial al corazón del modo de vida británico.

Tom Gidman, británico y súper-apasionado del té.

Si deseas vivir este viaje sensorial en Reino Unido, recuerda que puedes hacerlo estudiando a la vez un curso de inglés con nuestra agencia de viajes PROYECTO IDIOMAS. Y si quieres ir ya con algo de conocimiento de inglés, no te olvides que este verano puedes hacer un curso intensivo en STUDIO 3. Para más información clic aquí.

Fancy a cuppa?

Finding your way in the complex world of tea

Ask absolutely anyone for a stereotype of ‘Britishness’ and the first answer will almost always involve the word tea. It has practically become synonymous with being from the UK. We drink it at breakfast, lunch, dinner, and all hours in between. Or at least that is how the common stereotype goes. But is it really true? Are we really that crazy about tea? Well, frankly, the answer is a resounding YES. Although inevitably there are certain aspects of our tea-drinking habits that foreigners have got slightly wrong, such as the common idea that we only drink it at 5pm on the dot, we do, on the whole, drink excessively large amounts of the stuff. Ever since it was made popular amongst the British aristocracy by the Portuguese Princess Catherine of Braganza in the seventeenth century, it has become an essential part of almost everyone’s day-to-day routine, providing a way to relax, unwind and of course an excuse to eat a pile of biscuits. Some wouldn’t even start a conversation without first offering a cup of tea. So, for anyone thinking of spending time in the UK, there are a few things you should be aware of when it comes to the complex question of making tea.

1)      The language of tea

You will often hear people use phrases such as “Do you fancy a cuppa?” (the word ´cuppa´ is a popular shortening of ´cup of tea´), and “put the kettle on”. These are essential to be able to talk about tea the way a Brit would.

2)      Varieties of tea

There are too many different types of tea to count. It is a truly international drink so you’ll find teas from countries such as China, India, Sri Lanka and many more, all with their own peculiarities; however the two most popular teas in the UK are the English Breakfast (Often called Builder´s tea) and Earl Grey.

3)      Which biscuit to dunk?

This age old debate divides tea-lovers everywhere: which biscuit should you dunk in your tea? Some sayMcVities Digestives, others say Rich Tea, some even venture to suggest Hobnobs. Whatever biscuit you choose just remember not to leave it in for too long, otherwise you’ll be left with a biscuit-y mess at the bottom of your mug!

I could continue talking for hours about Britain’s relationship with its favourite drink, but the truth is, you just need to experience it first-hand. Everyone has their own habits and preferences and part of the beauty of it is discovering your own tea routine. So put the kettle on, make your favourite brew and take a sensory journey to the heart of the British way of life.

Tom Gidman, Brit and tea-lover